Ha dado la casualidad que haya descubierto una web fabulosa que muestra el trabajo plástico que se puede aprovechar de la ciudades. La del artista francés OaKoAk, cuyo ejemplo añado. De cómo aprovechase imaginativamente del paisaje humano.

Anuncios