Me dice el amigo y poeta Víctor Mañosa que todo lo que últimamente lee es clandestino y underground. No en el sentido revolucionario, sino en el de invisible, talento subterráneo. Le doy la razón. Es lo que hay.

Pero a ver si Jordi Llavina y su nuevo proyecto literario En Negreta, asesoramiento literario y otros servicios narrativos, nos viene  a ayudar a hacer emerger ese buen quehacer, lo más interesante que se pueda leer hoy,  y darle luz.

Per molts anys, Jordi.

 

Anuncios