Cuando la cara de alguien se hace nostalgia, cuando no vemos más que naturaleza muerta -sí, nos inspira acuarelas, pero no deja de ser un límite; cuando no hay demasiado cuando -un no agenda, un no obligación, un no tempo que delimite mi estancia, ahora mismo.

Todo se convoca en instante.

Anuncios